Anomalías estéticas del pene

Las anomalías estéticas del pene se referen a aquellos trastornos del pene que generan difcultades a la hora de plantear las relaciones sexuales. Estas se consultan con menor frecuencia que las incurvaciones de pene, que son las anomalías estéticas más comunes.

1. Hispospadias

¿Qué es?

Hipospadias es una deformación congénita del pene en la que la abertura de la uretra se sitúa en diversas posiciones en la parte inferior del pene, desde el área de la punta hasta el escroto, en lugar de estar localizada en la punta. Afecta a alrededor de 4 de cada 1.000 varones recién nacidos.

Causa

 

La causa que origina el hipospadias es desconocida. Los niños que lo padecen también pueden presentar incurvación del pene y tener problemas para orinar de pie o, cuando llegan a adultos, para tener relaciones sexuales. Se suele diagnosticar durante los exámenes físicos del bebé tras su nacimiento.

Tratamiento

El tratamiento para corregir el hipospadias se realiza a través de una cirugía en la que se desplaza la abertura de la uretra hacia el lugar correcto, y normalmente se lleva a cabo entre los 3 y los 18 meses de edad.

2. Microfalosomía o micropene

Un pene en erección de tamaño normal en Occidente mide entre 13 y 15 centímetros. Por ello, cuando el tamaño del pene del varón en erección no supera los 7 centímetros, se denomina microfalosomía, un trastorno comúnmente conocido como “micropene”.

La microfalosomía se detecta en los bebés varones desde su nacimiento, no causa dolor ni ningún tipo de molestia a lo largo de la vida, aunque sí puede ocasionar problemas de tipo psicológico a la hora de intentar llevar a cabo una relación sexual satisfactoria. Puede estar ocasionada por la ausencia de andrógeno prenatal, lo que conlleva otro trastorno, el hipogonadismo, es decir, la escasa producción de hormonas, lo que impide el desarrollo genital de forma correcta.

Tratamiento

En el caso del micropene, no existe una técnica completamente satisfactoria que permita el aumento de tamaño en longitud, aunque es posible mejorarlo con extensores peneanos, lo que requiere un tratamiento muy prolongado con el que no siempre se obtienen los resultados esperados por el paciente.

El aumento de su grosor es más sencillo, ya que consiste en la liposucción de la grasa abdominal y en la infltración de esta por debajo de la piel del pene. En Clínicas García Reboll no somos partidarios de estas técnicas pero, en ocasiones, cuando el paciente lo requiere, le asesoramos para que tome la decisión de la forma más personalizada y con la mayor información posible.

3. Pene enterrado

El pene enterrado, que a veces puede confundirse con el micropene, consiste en el aumento de grasa púbica (típica en el niño prepúber), que llega a englobar y enterrar el pene dando el aspecto de pene pequeño.

Sin embargo, cuando el desarrollo fsiológico hormonal permite la remodelación de la grasa, el pene vuelve a mostrar su tamaño normal. Cuando esto ocurre en adultos, está indicada la liposucción de grasa púbica.

3. Rotación del pene

La torsión o rotación del pene es una malformación congénita de los dos cuerpos cavernosos del pene responsables de la erección.

El único tratamiento posible es el quirúrgico, de modelaje del pene, con resultados satisfactorios. Se trata de una cirugía que solo tiene indicación estética, ya que funcionalmente el pene es absolutamente normal.

¿Necesita más información o desea consultarnos su caso? Déjenos su consulta y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Nombre (requerido)

Teléfono (requerido)

Correo electrónico

Asunto

Seguro

Observaciones / comentarios

Horario de contacto

Acepto las políticas de privacidad