Eyaculación precoz

La eyaculación precoz es uno de los problemas sexuales más comunes en el género masculino y produce gran impacto psicológico (ansiedad, depresión, pérdida de autoestima) en los varones que lo padecen.

¿En qué consiste la eyaculación precoz?

En este trastorno, la eyaculación se produce inmediatamente después de un estímulo sexual, pudiendo darse, en los casos más severos, incluso antes de la penetración en la vagina.

La eyaculación precoz puede ser primaria, es decir, experimentarse desde las primeras relaciones sexuales, o secundaria (adquirida), es decir, tras haber experimentado experiencias eyaculatorias normales.

Este trastorno puede aparecer a cualquier edad, aunque es más común entre los jóvenes, y está relacionado, más que con la edad, con la experiencia de cada nueva relación sexual.

Causas de la eyaculación precoz

Su causa puede ser de origen desconocido. Sin embargo, en ocasiones puede tener origen en problemas psicológicos y físicos.

Entre las causas psicológicas destacan la ansiedad, el miedo a no ser un buen amante o la falta de conocimiento, lo que hace que se falle continuamente y se convierta, entonces, en un problema crónico por la creencia de que nunca se va a poder eyacular de forma normal.

Por otra parte, entre las causas físicas destacan los problemas hormonales, la prostatitis crónica, la ingesta de algunos fármacos y las enfermedades neurológicas.

Diagnóstico de la eyaculación precoz

El diagnóstico de la eyaculación precoz se lleva a cabo a través de una entrevista personal con el paciente, en la que se determinan sus antecedentes médicos y sexuales, así como si esta es primaria o secundaria y si de produce puntualmente o de forma constante.

La eyaculación precoz puede ser consecuencia de la disfunción eréctil, por lo que el especialista tendrá que determinar si está originada por esta, para tratarla de la forma adecuada.

También se realiza una exploración física del paciente y se pueden recomendar analíticas para detectar posibles problemas de los que derive la eyaculación precoz.

Tratamiento de la eyaculación precoz

El tratamiento de la eyaculación precoz se lleva a cabo a través de psicoterapia y de terapias conductistas, así como mediante tratamiento farmacológico, con medicación (dapoxetina) o crema anestésica aplicada sobre el pene antes de la relación sexual para que se retrase la eyaculación.

¿Necesita más información o desea consultarnos su caso? Déjenos su consulta y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Nombre (requerido)

Teléfono (requerido)

Correo electrónico

Asunto

Seguro

Observaciones / comentarios

Horario de contacto

Acepto las políticas de privacidad